¡Hola Forastero!

Pareces nuevo por aquí. Si quieres participar, ¡pulsa uno de estos botones!

Infecciones sistémicas que pueden afectar al hígado

La afectación hepática en el contexto de infecciones sistémicas es un problema clínico frecuente, debido al tamaño del parénquima hepático, al papel activo del sistema reticulo-endotelial en procesos infecciosos, así como al doble aporte sanguíneo, arterial y venoso, que recibe; y a la capacidad de recibir también gérmenes (o sus toxinas) por vía linfática. La lesión hepática puede ser producida por un daño directo, debido a la invasión del parénquima por el propio germen, o indirecto, por múltiples mecanismos (toxinas, reacción inmune, en el contexto de shock o fallo multiorgánico, etc.). El espectro clínico comprende desde hepatitis reactivas leves, con escasa o nula expresión clínica, hasta formas muy graves de hepatitis fulminante con alta mortalidad. Dicha variabilidad en cuanto a la expresión clínica puede ser debida a la magnitud de la infección sistémica; al grado de virulencia y hepatotropismo del patógeno, así como a la respuesta inmune del paciente, y a la presencia o ausencia de daño hepático previo a la infección.
En el presente capítulo se recogen, de manera resumida, las infecciones sistémicas por virus, bacterias, hongos o parásitos más relevantes desde el punto de vista de la afectación hepática que producen.

Leer completo en el enlace:

https://mega.nz/#!jNQVhQZI!PEVyvPR_zGUtK2NKi0_UwJ1MyFupwEF_sMAwxNVmBH8
Accede o Regístrate para comentar.